fbpx

Método estadístico para medir el desempeño de las universidades públicas

Por: Lourdes Cruz Cárdenas

Método para modelos de datos de panel a partir de Análisis Factorial para medir el desempeño de las universidades públicas en Colombia.

Continuando con la cuarta sección del segundo Ciclo de Conferencias en Métodos Cuantitativos, el Departamento de Estadística y Matemáticas de la Facultad de Ciencias Económicas –FCE– de la Universidad de Antioquia –UdeA–, presentó la charla virtual: Modelo de Datos de Panel a partir de Análisis Factorial, una aplicación en medición de desempeño; liderada por Ingry Natalia Gómez Miranda, PhD. en ingeniería y quien además apoya el proyecto URBE LATAM desde la modelación estadística.

La temática presentada por la ingeniera Natalia Gómez se desprende de su proyecto de investigación para maestría titulado: Método para Modelos de Datos de Panel a partir de Análisis Factorial, dirigido por Juan Delgado Lastra, profesor retirado de la Facultad de Ingeniería de la UdeA.

La investigación surge a partir de una necesidad. En este caso, el Ministerio de Educación colombiano necesitaba encontrar la manera de distribuir recursos para las universidades públicas del país, pero no tenía claro cómo hacerlo, así que convocó a varios profesores de distintas universidades de Colombia con conocimientos estadísticos, entre ellos el profesor Delgado, para que aportaran a la solución del problema. 

La propuesta del equipo estadístico era analizar la información de desempeño de las universidades públicas contenidas en el Sistema Universitario Estatal –SUE–, para construir una metodología que llevara a la consolidación de un ranking de las 32 universidades para la asignación de recursos. Sin embargo, esto podría funcionar si la calificación fuera realizada para el primer año de entregas, pero el análisis de los datos inició desde cero, es decir, según Gómez, que sólo era posible medir la parte estática de la información.

De esta manera, los académicos identificaron que a medida que avanzaran los años el sistema de indicadores comenzaría a recoger información en el tiempo, información que impactaría la medición del SUE. En ese sentido, el equipo estadístico propuso un recurso transitorio al tiempo que, abrió convocatoria para la Maestría en Ingeniería con énfasis en desempeño organizacional para comenzar a trabajar en la solución.

Natalia Gómez formó parte de esta Maestría y logró darle sustento teórico y práctico al problema planteado por los académicos a través de una solución basada en una metodología estadística. A su vez, Gómez utilizó como caso de estudio al SUE y analizó dos conjuntos de datos: capacidades y resultados de las universidades públicas del país.

En un modelo estático, manifestó la investigadora posdoctoral del grupo de Investigación en Marketing –Imark– de la FCE, los indicadores de resultados serían explicados por los indicadores de capacidad, pero sin considerar un cambio temporal pues solo se refiere a un instante de tiempo.

Sin embargo, el modelo dinámico buscaba establecer cómo evolucionaba la relación entre los resultados y la capacidad a lo largo del tiempo. En tal sentido, el estudio identificó que se podrían presentar estructuras de correlación transversal y serial, por lo que fue necesario reducir las dimensiones en el corte transversal de los indicadores de capacidades y resultados, pero dijo la investigadora, “los indicadores tenían un problema de varianzas y covarianzas, lo cual debía ser tratado desde el punto de vista teórico y técnico para contar con una estimación confiable a nivel estadístico”.

En adelante, se experimentó con varias opciones de matrices de varianzas y covarianzas, al igual que con varias opciones de reducción de dimensión entre los cuales se utilizaron componentes principales y análisis factorial, este último, se trabajó para la estimación principal y la estimación máxima verosímil que permite, de acuerdo con la investigadora, tener tres opciones de reducción de dimensión.

“Tener en cuenta el análisis factorial tiene su explicación en que las variables pueden tener información común pero también única, un ejemplo común es la familia: cada integrante puede tener aspectos en común, pero ser único frente al otro”, sostuvo Gómez.

Ahora bien, es importante medir el desempeño organizacional según Gómez, porque lo que no se mide no se puede controlar, además es necesario conocer qué se tiene y qué se está produciendo para comprender, “cuál es la brecha que hay entre lo que estamos en capacidad de hacer y los resultados que estamos obteniendo a partir de esas capacidades”, agregó. Asimismo, este tipo de mediciones permite mejorar el desempeño de los empleados, ofrecer mejores compensaciones, descubrir las necesidades del personal y organizar la fuerza laboral. 

Por último, concluyó Gómez, evaluar el desempeño en el SUE tiene que ver con un mandato constitucional, el cual ordena vigilar el uso de los recursos públicos toda vez que simplemente no se pueden intervenir las universidades sin que exista una justificación técnica.

Imágenes tomadas de: www.pexels.com

Regístrate para obtener más información

Si deseas estudiar un posgrado en la Universidad de Antioquia en la Facultad de Ciencias Económicas contacta con nosotros.

Ver PosgradosContactar Admisiones