fbpx

Normatividad e Infraestructura tecnológica: claves para alcanzar competitividad digital

Por: Lourdes Cruz Cárdenas 

Colombia ocupó el puesto 61 de 63 economías calificadas en el Índice de Competitividad Digital 2020, una clasificación generada por el Centro de Competitividad Mundial (WCC) de IMD, donde el país cae tres posiciones con relación al año 2019.

Entre los componentes analizados por el Centro de Competitividad Mundial –WCC– de IMD, el Conocimiento y la Tecnología disminuyeron su rendimiento en comparación con el año anterior, mientras que la Preparación para el Futuro obtuvo un mejor rendimiento con el puesto 50, sin embargo, en el Marco Normativo sólo avanzamos un puesto hacia la casilla 60.

Este último, parece estar directamente relacionada con las debilidades que presenta Colombia en materia digital, así como con la infraestructura en tecnología del país. De acuerdo con el profesor Edwin Alexander Henao García, integrante del grupo de investigación en Gestión Organizacional –GESTOR– de la Facultad de Ciencias Económicas –FCE–de la Universidad de Antioquia, estos dos puntos son fundamentales para el desarrollo de la competitividad digital.

En primer lugar, explicó el investigador, es necesario cumplir de forma estricta con la regulación vigente y vigilar mejor a las empresas prestadoras de servicios relacionados para que cumplan con lo establecido en ella y así mismo, modernizar y actualizar constantemente la regulación para que esté a la par con los avances tecnológicos y las necesidades del país.

En segundo lugar, una mayor inversión en infraestructura, espectro radioeléctrico y tecnología son determinantes en el camino hacia la competitividad digital, pero también, la inversión en educación es fundamental. Según datos de los Indicadores de Ciencia y Tecnología Colombia 2019, referenciados por el profesor Henao, la inversión en Investigación y Desarrollo –I+D– como porcentaje del PIB sigue niveles de 0,28% y, las actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación reportan una inversión del 0,74%.

Estos indicadores, son considerados el insumo que permite evidenciar los esfuerzos que hacen los países en creación y uso de nuevo conocimiento en comparación con el tamaño de sus economías, como señala el Observatorio colombiano de Ciencia y Tecnología.

En tal sentido, la competitividad digital es parte del andamiaje que impulsa el crecimiento y desarrollo económico de un país.

Al revisar la composición del PIB, sostuvo el profesor Mauricio López González, director del grupo de Macroeconomía Aplicada de la FCE, la mayor parte del PIB la tiene el sector terciario con una participación significativa en servicios, así qué: “si bien el sector primario es importante, pero contamos con una economía que se basa en el sector terciario, la adopción y desarrollo de nuevas tecnologías sería un espaldarazo valioso para todas las actividades que allí confluyen: educación, salud, sector financiero, incluso el comercio mismo”.

Para el investigador, la transformación digital no es ajena a la estructura productiva que tiene Colombia hoy, de hecho, puede respaldarla, no sólo al tratarse de grandes empresas, sino a nivel de los pequeños y medianos negocios.

De izquierda a derecha los profesores: Edwin Alexander Henao García y Mauricio López González

Sin embargo, la Encuesta de Desarrollo e Innovación Tecnológica –EDIT– para la industria manufacturera, realizada por el Departamento Administrativo Nacional de EstadísticaDANE– para el periodo 2017-2018, indicó que: 11 empresas en Colombia de una muestra de 7.529 son innovadoras en sentido estricto. Por lo tanto, de no adoptar nuevas tecnologías para integrar sus beneficios a nuevas formas de producción y generación de empleo, será difícil recuperarnos de los efectos de la pandemia y asumir los cambios que hacia el futuro nos planteó la crisis.

De manera que, las estrategias para una rápida adopción de nuevas tecnologías pasan nuevamente por la inversión en educación, tecnología e I+D, sumado al apoyo para la creación de empresas de sectores intensivos en conocimiento y desarrollo de emprendimientos de base tecnológica.

“Las brechas de competitividad digital con países líderes en la materia ya son profundas, debemos trabajar en cerrar estas brechas y llegar a niveles de inversión similares”, insistió el profesor Edwin Henao.

Si bien Colombia obtuvo mejor rendimiento dentro de la valoración publicada por IMD para el país con la categoría: Preparación para el Futuro, al desagregar este componente el ranking muestra una disminución en Actitudes Adaptativas, donde según analistas, se origina el retroceso; por tanto, es importante crear ecosistemas de innovación, investigación y desarrollo en sectores como el educativo y el empresarial.

Así mismo, agregó el profesor López, “es importante contar con el respaldo de Minciencias y el apoyo de los grupos de investigación de las universidades, además de una acción de transformación decidida por parte de ambos sectores que sería quizá la mayor dificultad que podríamos enfrentar”.

Finalmente, la tarea no será sencilla, pues incluye aplicar de forma regular y consistente un grupo de políticas relacionadas, entre ellas, concluyó el profesor Henao: fortalecimiento del sistema de educación pública y trabajar en políticas que busquen mejorar la calidad de la educación, infraestructura del país (tecnológica, vial, ferroviaria), al igual que, “para llevar al sector empresarial a una cultura innovadora, las políticas deben buscar dinamizar los entornos competitivos, es decir, que las empresas enfrenten una competencia real y tener políticas antimonopolio claras”.

Imágenes tomadas de: www.pexels.com.co

Regístrate para obtener más información

Si deseas estudiar un posgrado en la Universidad de Antioquia en la Facultad de Ciencias Económicas contacta con nosotros.

Ver PosgradosContactar Admisiones