fbpx

Costos ABC time drive para la definición de valor en Salud

Por: Lourdes Cruz Cárdenas 

Modelo de eficiencia hospitalaria en función del análisis económico en salud, permite determinar los costos y eficiencia en la atención clínica de pacientes.

La ciencia de datos puede ser aplicada en gran variedad de escenarios y sectores, es el caso de la banca, las telecomunicaciones, el transporte, la economía y por supuesto, el sector salud, pues con la pandemia se ha demostrado su aporte a la toma de decisiones, la mitigación de riesgos y la generación de recomendaciones. De hecho, la ciencia de datos puede aportar mayor valor a la información recolectada y las actividades que se desarrollan en cada uno de estos sectores.

Sin ir muy lejos, el ejercicio Costos ABC time drive para la definición de valor en Salud, es un modelo de eficiencia hospitalaria en función del análisis económico asociado a la calidad en el servicio clínico, la atención clínica ofrecida al paciente y su recuperación.

Este proceso es desarrollado y aplicado en la Fundación Cardiovascular de Colombia, gracias al trabajo conjunto de la Oficina de Medicina basada en Valor, la única en el país, y sus unidades de Economía en Salud, Gestión de Datos y Gestión Clínica, donde la nutricionista, economista y especialista en Economía y Finanzas en Salud, Julie May Sánchez, se desempeña como líder de Economía de la Salud.

De acuerdo con Sánchez, invitada al Ciclo de Conferencias en Métodos Cuantitativos, un espacio organizado por el Departamento de Estadística y Matemática para analizar y tratar temas de la Maestría en Métodos Cuantitativos para Economía y Finanzas de la Facultad de Ciencias Económicas, este nuevo concepto de valor en salud pone en el centro al paciente, quien puede revelar su satisfacción con el tratamiento, cómo se sintió, si obtuvo toda la información necesaria sobre su enfermedad y si esa información agregó valor y hubo un aporte a su recuperación.

En esta ecuación de valor, el denominador del ejercicio son los costos de la atención clínica y los costos de las demás elementos mencionados, el cual está mayormente determinado por el tiempo, que es la variable que da cuenta de la eficiencia hospitalaria, es decir, es una relación entre calidad y costos que determinan la eficiencia.

Recientemente, la Fundación Cardiovascular de Colombia obtuvo la Certificación Himss Analytics Nº6, básicamente es la certificación como hospital digital, y busca que todos los datos o la generación, gobernanza y análisis de los datos, se dé de manera digital.

En la foto: Julie May Sánchez, conferencista invitada a la sesión del Ciclo de Conferencias

Así lo explicó Sánchez, “tenemos unos KPI definidos en la institución con los resultados de la vía clínica, que son las rutas del paciente durante la atención, como asignación de medicamentos, exámenes o cirugía; lo segundo es el resultado clínico, en este punto consultamos con el médico especialista para que nos ayude a determinar el indicador principal que define si esa enfermedad fue tratada adecuadamente y con los mejores resultados posibles, resultado que cambia de acuerdo a la patología analizada”.

Asimismo, agregó la especialista, “otro KPI es el puntaje de utilidad o resultado de calidad de vida para el paciente, el cual se establece utilizando la encuesta EQ-5D, validada para Colombia y la más común para este tipo de ejercicios, y por último, se encuentran los KPI denominadores que son los costos en el tiempo. Para este ejercicio estamos intentando implementar otro indicador del denominador asociado a los resultados del modelo de contratación, pues definen mucho los resultados del paciente en términos de costo”.

El desafío del ejercicio se encuentra en pasar los costos ABC en función del tiempo, por tanto lo que hace el equipo de analistas es entender que cada paciente es diferente, así como cada cirugía aunque se trate del mismo procedimiento quirúrgico y que tiene un riesgo diferente. En ese sentido, comentó Sánchez, cada producto en la institución es diferenciado de acuerdo a qué personal interviene, el costo, los tiempos del paciente y donde o en qué actividad estuvo la eficiencia o ineficiencia de la institución.

Lo anterior, funciona tanto para las estancias (hospitalización o tiempo previo a cirugías), como para actividades quirúrgicas, siendo este último más delicado por la cantidad de variables que tiene.

El ejercicio se realizó con información de pacientes atendidos entre el 1 noviembre de 2020 y el 28 febrero de 2021 y una vez el paciente es ingresado a la vía clínica, el sistema reconoce cuáles son los consumos y los tiempos, acudiendo también a los criterios de calidad que ya tiene codificado esta herramienta. En un día, por ejemplo, explicó la especialista, por paciente se pueden estar ingresando 500 líneas de registro que deben ser evaluadas.

El trabajo principal es por los datos, a veces los datos son muy dependientes de la persona, pero lograr que todos los record de la información no dependan tanto de las personas sino que sean logrados por la captura del software de la institución, es lo que hoy nos permite obtener la certificación Himss Nº6”, expresó Sánchez.

Asimismo, para que el software logre que los criterios sean adecuados para las distintas patologías y poder ajustarlos a sus características, se utiliza un modelo de análisis multicriterio que ayuda a tener una diferencia real de lo que hace el indicador.

Finalmente, Sánchez resaltó la importancia de este tipo de ejercicios, toda vez que han logrado eficiencias operacionales significativas, han controlado los modelos de contratación, hay efectividad y comparabilidad, así como ordenamiento de la información, recomendaciones y análisis e incentivos a la productividad médica.

Imágenes tomadas de: https://www.pexels.com/

Regístrate para obtener más información

Si deseas estudiar un posgrado en la Universidad de Antioquia en la Facultad de Ciencias Económicas contacta con nosotros.

Ver PosgradosContactar Admisiones